miércoles, 29 de mayo de 2013

130526: Cantera de Odollo - Puente hacia Silván (Saih dudoso: 0.98 (13.94 m³/s))



Los últimos descensos que hemos hecho de este río han sido realmente rápidos, así que era cuestión de alargar un poco más el tramo, al menos para los que hacemos una pequeña kilometrada hasta llegar hasta allí.

Esta vez comenzamos en la cantera de Odollo, actualmente cerrada. El camino de bajada desde la carretera es más largo, pero tiene una buena pista de nos permite bajar con cualquier turismo hasta la mitad de la bajada+- (y hasta el río para los más osados con 4x4) con lo que nos quedaría una pateada algo más corta que en el comienzo habitual.

Tras la entrada con un pequeño tramo inicial que no debería de darnos problemas pero que a mí casi me vuelca, llegamos al paso más interesante de esta parte del tramo en el que los cuatro mojamos las orejas y yo casi golpeo la roca con la cámara, un estrechamiento en el que si te descuidas (como fue mi caso), la corriente te lleva contra una roca socabada para acabar en una poza sin problemas. Seguro que al ver mi secuencia en el vídeo agacháis la cabeza para no golpear :-).



Se podía decir que íbamos abriendo el río a nivel particular por la cantidad de tiempo que había pasado tras nuestro último descenso de ese tramo.
Después un paso con algo de rebufo y una pequeña zona de slalom y poco más para llegar a la unión con el río Silván que suele marcar nuestro comienzo habitual.

Lo que está fallando mucho es el dato del SAIH de Puente de Domingo Flores. Se lo he comentado a DeLa y a ver lo que nos dice tras revisarlo, pero daba un valor de 0.98 (13.94 m³/s) cuando fácilmente estaría en torno al 0.70/0.60.

Vicente y Nacho bajaban con las pequeñas y completamos en grupo Robert y yo con las Diesel. Tal y como estaba el río la pequeña era la buena elección -siempre con permiso del encadenado-, pero aún tengo la diesel en rodaje y hay que acabar de amoldarse a ella.

El único punto delicado es el encadenado. Esta vez ni lo miramos, Robert fue primero y yo al momento. Los dos volcamos tras el primer escalón al chocar contra la roca, Rober más atinado y yo fallando el primer eskimo tras notar como que estuviera algo encajado entre la corriente y la roca. Ignacio hizo un espectacular paso con la pequeña y Vicente, que iba a portear con la Zwo, al final lo vio casi imposible haciéndolo por el río también con mucha soltura.

Del resto, algún vuelco en el estrechón (que Robert siempre me recuerda que es la rampa) y poco más.

El retorno lo hice por Llamas subiendo por el curso del río y aproveché para darme una pequeña pateada por parte de los canales romanos de Llamas de Cabrera. Para repetir y hacerla más larga, os dejo unas fotos: