martes, 20 de noviembre de 2012

descenso 18 nov 2012

Datos SAIH (A029 Puente Domingo Florez):
Nivel: 0.63 mts(y bajando rápidamente)
Caudal: 6.75 m3/s



Este año volvimos a hacer nuestro particular comienzo de temporada leonesa en el Cabrera. La lluvia del día anterior permitió algo de deshielo de forma que al menos el Cabrera pilló algo de agua.

Parece mentira que con todo lo que ha llovido en España, los ríos de la provincia sigan tan bajos.

Agust, Robert, Antonio, Ignacio un Luis casi debutante con su recientemente adquirida eskimo kimo y yo hicimos el tramo clásico.

El bajo nivel de agua hizo que muchas rocas afloraran estorbando algo en los pasos más trialeros, pero más o menos lo esperado.

Yo le tenía algo de respeto al árbol atravesado que habíamos visto en nuestro último descenso de este río hace, más o menos, un año. En la actualidad se encuentra parte del tronco en la ubicación antigua y el resto ha debido romperse, encontrándonos con parte de el por debajo del encadenado, en un punto no comprometido.

Hasta el encadenado todo más o menos como siempre, salvo Luis que se encontró con un algunos problemillas por la falta de práctica que pronto se irán resolviendo, sobre todo en cuanto le coja confiaza al eskimo.

En el encadenado lo de siempre, aunque esta vez con más decisión por la mayor parte del grupo. Luis decide portear. Yo me quedo grabando pero también con la idea del porteo. Pasan Robert, nacho y Antonio sin problemas, pero en el paso de Agust la puntera da de lleno contra la roca sumergida del primer escalón, el kayak da un latigazo hacía atrás metiendo la popa en la corriente descendente y provocando una candeleta en el creek. El resto del paso se remató sin consecuencias.

Por último quedo yo por hacer el porteo. Comienzo a hacerlo por el lado izq. del cauce y lo veo cambiado y complicado. Retrocedo y me decido a bajarlo remando, pero saltando un poco más a la izquierda que por donde se tiró Agust para evitar la roca.
Error.
No se bien lo que pasó, pero acabé encajado cabeza abajo contra una roca. Tras algún que otro forcejeo acabo liberándome. Mientras vuelvo a pillar la pala con los dos brazos y hago el eskimo casi estoy en el segundo paso que me llega de espaldas. Nuevo eskimo y creo que aún tuve que hacer otro tras la última parte.

Lástima de ausencia de grabación. Al no verlo muy claro, y como la pentax tiende a salirse últimamente del soporte que le tengo preparado, decidí guardarla antes del salto y los compañeros no se dieron cuenta del detalle.




El largo camino de descenso nos proporciona estas imagenes en las que se pueden ver varios restos arqueológicos:




El segundo paso algo más fuerte, el estrechón, (aunque Robert me dice que la denominación del estrechón y la rampa las tengo cambiadas, pero va a tener que ser como cuando Moisés bajaba del monte Sinaí con las tablas de los 10 mandamientos tropezó,  rompiéndose la pesada tabla que contenía 5 de ellos y dijo aquello de: "pues se quedan en 10")


El punto de salida también es usado por la fauna local para marcar el territorio (en los ríos con pasos fuertes nosotros lo solemos hacer cerca del punto de entrada :-)